miércoles, 31 de agosto de 2016

Hoy me he escondido

He tenido una reunión de trabajo de las de ir y volver en el día en avión y me he escondido en el baño para sacarme leche y no morir de dolor o ponerme mala.
Normalmente paso la jornada laboral completa sin problemas en la oficina y el cuerpo ya sabe que cuando llegue a casa por la tarde allí está Rano, así que no me sube la leche hasta un poco antes de irme.
Por eso la última vez que viajé me confié y sólo salí un momento al baño a mear, porque en cuatro horas de reunión no habían planeado ni una pausa. Ni para beber agua siquiera. En días así se hubiera agradecido algún fumador en la sala.
Acabé con la camisa mojada, dos veces, ordeñándome en el baño del aeropuerto y con un dolor continuo durante cinco horas, que no se me quitó hasta bastante después de llegar a casa.
Hoy ha ido mejor. He hecho todo lo que he podido. He tenido que pedir una pausa después de casi tres horas de reunión, que creo que uno de los compañeros con edad de tener problemas de próstata ha agradecido, pero he podido irme un rato. 
A descansar no mucho, más bien a esconderme y liberarme.
Es algo vergonzoso, aunque aún no sé muy bien por qué. Dije que no me iba a quedar a dormir porque sigo dando el pecho, pero al parecer el resto del día el problema no existe.
Así que he decidido contarlo y al menos de palabra no esconderlo. A ver si así con el tiempo se normaliza y se reconoce.
No hace falta quitar el pecho por volver a trabajar, sólo hace falta un poco de desahogo.

viernes, 15 de julio de 2016

Cuando los dibujos animados tenían malos

Hoy, a raíz de este artículo sobre tener como meta solamente criar a unos hijos felices, me he puesto a reflexionar y es verdad que el mundo de los niños está más edulcorado que antes.
Está claro que mi experiencia en esto de ser madre es reducida, así que aún no tengo una gran visión del tema, pero sí que es cierto que hay una cierta sobreprotección sobre la realidad a la que se enfrentan los niños de ahora.
No digo ya remontarnos a los cuentos de los hermanos Grimm, que entonces nos da un síncope, pero simplemente me ha dado por pensar en los dibujitos de antes y estaban el Coyote y el Correcaminos (uno quería matar al otro), Tom y Jerry (uno se quería comer al otro), los Pitufos (con el malo de Gargamel) o los mismos buenazos de los Gnomos (con sus trolls). En todos había un malo.
La última vez que estuve en España estuvimos viendo "¿Quién engañó a Roger Rabbit?" y flipé de que la categorización fuera apta para todos los públicos. Es verdad que la historia de chica nunca la entendí, pero sí que hay bastante connotación sexual y violencia, hay armas (de verdad) y muertes más o menos explícitas. 
Ahora pienso en Peppa Pig, La Doctora Juguetes, Pocoyó. Masha y el Oso... ¿hay algún muñeco no rosa y malo en la Doctora Juguetes? 
Creo que no. Tampoco en los demás.
No sé si es algo relacionado con la edad, porque en Bob Esponja ya empieza a estar el Calamardo que es un poco cabrón, y en Phineas y Ferb por fin hay un malo. A lo mejor ahora hay tantos tantos dibujos que da para que cada uno vaya añadiendo elementos a la historia, pero es cierto que hay un entorno en el que todo el mundo es bueno y todo el mundo vale, y puede, y es feliz.
Y no sé si es malo ni bueno que sea así, ya lo iré viendo, pero al menos merece una reflexión.

jueves, 30 de junio de 2016

Mune, le gardien de la lune (2014) - Una grata sorpresa

Mune, el guardián de la Luna (2014)
Hay veces que el Marommo se pone a mirar tráilers en la IMDb y de entre unos cuantos escogemos una película para ver. Unas veces son todas de acción, otras de ciencia ficción y otras, como el otro día, de dibujitos.
Suelo ser bastante escéptica porque no siempre un buen tráiler significa una buena película. En este caso fue un gran acierto.
La estética es muy diferente, para algo no es de Hollywood sino francesa, aunque el personaje principal precisamente parezca sacado de Avatar, pero el resto está bastante guay. Mucho colorido, parece un poco como "El Principito", trama amena (predecible, claro está, no deja de ser para niños) pero con un ritmo un pelín más lento de lo normal y un personaje femenino fuerte.
No pasa el test de Bechdel porque es la única del reparto, pero aún así me parece que el papel de la chica en global queda bastante bien.
De hecho estoy deseando volver a verla este verano con mis sobrinas, como excusa, claro está.
-------------------------------------------------------------------------------------------
FICHA TÉCNICA:
Título original: Mune, le gardien de la lune
Año: 2015
Duración: 85 min.
País: Francia
Director: Alexandre Heboyan, Benoît Philippon
Guión: Jérôme Fansten, Benoît Philippon
Música: Bruno Coulais
Fotografía: Animation
Reparto: Animation
Productora: Onyx Films / Mikros Image / Kinology
Género: Animación. Fantástico | 3-D
Ficha en IMDb

domingo, 5 de junio de 2016

Organizando el barrio

Hace un tiempo que me metí en un embolao y todavía no tengo muy claro el por qué o sobre todo el para qué.
Una vecina de los perros me invitó a una reunión de gente del barrio delante de la farmacia. Aparecí allí con perra y niño, como buena madre de baja, y resulta que era dentro, así que tuve que dejar a la perra en casa.
La idea era formar una red en el barrio para conocernos más y provomer la ayuda entre vecinos, desde llevarle la compra a los mayores hasta cuidar a los pequeños, un poco lo que hiciera falta. Suplir básicamente la falta de familiares cercanos o incluso la típica relación en el mismo bloque, que hoy en día parece que no hay excusa casi para crearla.
Como primeros hitos quedó registrarse en la web www.nebenan.de que organiza a gente de un mismo barrio (con verificación de la residencia y todo) y un mercadillo (Flohmarkt) en mayo.
De conejillo de indias me registré y resulta que ya había una mujer más. La página ofrece buzonear por ti y me preguntó si aceptaba que saliera mi nombre. Allí que mandaron un papel con nuestros dos nombres y calle a toda la manzana. Al principio la cosa fue poco a poco, dejé de meterme.
Empezamos a organizar el mercadillo. Uno de los otros se rajó porque tenía mucho lío y de repente, cuando no sabía si merecía la pena seguir, lo volví a mirar... 132 vecinos, 4 grupos de intereses, intercambio incluso de ropa de premamá.

Así que tiré para adelante y se hizo el Flohmarkt.
Esto es cómo quedó:
Desde entonces hemos ido a la reunión oficial del distrito, a presentar nuestro caso, a ver si nos apoyan, y por ahora parece que va bien. Incluso puede que salgamos en el periódico.

Editado (2016-06-30):
Al final salimos en el Süddeutsche Zeitung:
"Miteinander und füreinander"

jueves, 12 de mayo de 2016

Conciliación

Conciliación es:
1. Un mes los dos en casa.
2. Tres meses sola en casa.
3. Tres meses trabajando 15 horas por semana desde casa.
4. Un mes trabajando 25 horas desde casa y el padre todo el tiempo en casa.
5. Cuatro meses trabajando uno sólo dos días y otro tres días a la semana.
6. Cuatro meses trabajando los dos 25 horas por semana.
7. Cinco meses trabajando uno 25 horas a la semana y el otro a jornada completa.

Total: 21 meses de jornada flexible para los dos.
Sólo falta que hiciera un poco más de sol.

lunes, 4 de abril de 2016

Abril es el verano de Alemania

Otro año se vuelve a cumplir, el mejor mes para estar en Múnich es abril. 
Es verdad que justo el verano pasado fue una excepción y fue... verano. Con sus 35ºC, sus helados, sol, incluso demasiado calor algunas noches. Pero no es lo normal. En lo que es mi experiencia en verano Múnich es una locura por la lluvia. En verano llueve un montón y sobre todo es que el clima es muy puto y los días que hace sol te preparas para salir pronto del trabajo... y de repente a las 17:00 se pone a llover a mares.
El primer año al Maromo le pilló desprevenido y volvía empapado de las clases de alemán casi todas las tardes. También es una faena si has decidido gastar esas horas de más en irte pronto "y ya las recuperarás un día que llueva", y resulta que ése era el día que iba a llover (basado en hechos reales).
Cuando un español cree que menos debe llover, en julio y agosto, es cuando más llueve
Fuente: www.climatedata.eu
Sin embargo abril casi nunca decepciona. Un año fue Aachen, Dresden, Múnich y Viena. Otros ha sido ya aquí en Múnich. El caso es que sale el sol, los árboles florecen (sean almendros o prunos), empieza oficialmente la temporada de barbacoas, empieza el Frühlingsfest con su mega Flohmarkt,... es un no parar.
Es verdad que aún hace un poco de frío para bañarse, así que todavía no se puede disfrutar del todo de los lagos o del Isar, pero si se aprovecha bien puede dar mucho de sí.
En España decimos que en abril, aguas mil. En Alemania dicen que el abril hace lo que quiere (April, April, der macht was er will) y también es verdad, porque lo mismo esta semana hace calor que la semana que viene nieva (de hecho, eso dicen que va a pasar), o como aquel año en el que sólo nevó y nevó hasta junio, pero mientras dure el sol, lo disfrutaremos.
Y a partir del día 9 de abril, cambio de roles. El Marommo se queda en casa con Rano y yo a trabajar "del todo", como dirían las alemanas. Es decir, a 25 horas por semana, jeje.
Que ya empiezan los intentos de gateo y esto de cuidar críos empieza a ser una locura.

viernes, 18 de marzo de 2016

Las madres alemanas llevaban razón

Salvados: "El milagro de conciliar"
No es que vaya a hacer una declaración de principios diciendo que a partir de ahora dejo el trabajo y me voy a dedicar a cambiar pañales el resto de mi vida, pero por una parte ahora creo que no era tampoco una tontería.
Nos han engañado. Nos han engañado y mucho. Cuando antes oía a las viejas del pueblo decir que siendo madre y teniendo dinero, para qué trabajar, me parecía horrible y no lo entendía.
Al menos muchas de nosotras creíamos que incorporarnos al mercado laboral era algo bueno, para realizarnos profesionalmente, que la igualdad estaba ya aquí y que era injusto quedarnos en casa para cuidar de los críos.
Incluso hace bien poco escuché al famoso Carlos González diciendo que la conciliación no existe, que o se trabaja o se cría a los hijos, y me pareció que exageraba.
Pero no, en el fondo es verdad. O estás con tus hijos o estás fuera.
Obviamente no comparto la parte en la que es la madre a la que le toca siempre quedarse, pero lo que me parece el mayor engaño es pensar que en una familia en la que antes se vivía con un sueldo, no es la madre la que elige trabajar, sino que ahora hacen falta dos sueldos para vivir en la mayoría de los casos.
Mucha gente comenta que en Baviera los salarios son muy altos para Alemania y por otro lado se queja de que son muy tradicionales porque esperan que la mujer se quede en casa. Bueno, pues es que es precisamente eso, se espera que con un sueldo o sueldo y medio (el medio del que trabaja en el horario escolar) se pueda vivir, y por eso son tan altos, ni más ni menos. BUM.
Después de ver el Salvados del otro día me inundó la pena. La pena de ver que la mitad de los hogares se basan en los abuelos para conciliar el trabajo y la familia, y muchos de esos padres cumplen horarios prácticamente incompatibles con las horas en las que los niños están despiertos.
Viniendo de una casa en la que mis dos padres trabajaban porque tenían la suerte (o la elección) de trabajar en la enseñanza y poder llegar a casa a las 15:30, para mí el cambio obvio era que los dos se van a trabajar y alguien externo, cobrando, cuida a los niños. Claro que conocía a familias donde ese papel lo hacían los abuelos, pero me parecía que lo normal sería que ya que están jubilados y no siempre están para muchos trotes, eso fuera la excepción y no la regla.
Pero ni siquiera es así. Ya no es como decían que a que la mujer no cuide a los hijos la sustituye otra mujer que los cuida, sino que ni siquiera los sueldos dan para eso y la mitad de la sociedad se basa en el trabajo voluntario de los mayores. Ya no digo el ahorro financiero que supone que los cuiden además todos los días, eso sería otro tema.

En fin, parece que no hay solución mágica. En nuestro caso como no tenemos a los abuelos cerca pero sí flexibilidad, pues habrá que tirar del dinero y de recortar horarios. 
Faltó una comparación con una familia sueca con hijos después de agotar la baja, el qué hacer con unos niños en edad escolar como en Alemania que a las 12:00 están ya fuera de la escuela.

Y corregir el dato de la baja parental alemana. Ya que no lo hizo el Follonero, lo hago yo.
En Alemania el padre sí tiene 9 semanas intransferibles
Si uno o los dos trabajan a jornada reducida (25-30 horas) la baja se les duplica en tiempo y si lo hacen además simultáneamente reciben un plus de 4 meses.
Además, independientemente de eso, a cada uno le corresponden 36 meses de excedencia por hijo, que se toman en parte durante la baja, obviamente, pero también se puede después, hasta que el hijo cumple los ocho años.

#ElMilagroDeConciliar

lunes, 25 de enero de 2016

viernes, 15 de enero de 2016

Vuelta a la (nueva) normalidad

La playa de la Torre (La Línea)
Ya se acabó lo que se daba. El año pasado me trajo las mejores novedades que me podía imaginar. No sabía que no había escrito en el blog desde que di a luz, se ve que me he dedicado a vivir los momentos en vez de a escribir, pero hoy me he visto otra vez con el impulso de contar cosas.
El 9 de septiembre de 2015 fue a la vez el mejor y el peor día de mi vida. En un momento aprendí lo que es madurar de golpe y también lo que es preocuparte por alguien que no eres tú. Después de dos días de contracciones muriéndome en casa, el parto fue muy bien pero luego hubo complicaciones inesperadas al final. "Problemas de adaptación", lo llaman los alemanes. Por suerte a día de hoy parece un mal sueño y todo eso quedó en nada. 
Luego ha sido un no parar. Ni una mísera partida al ordenador he podido terminar (obviamente lo más importante, teniendo en cuenta que me puse de parto jugando al ordenador). Pero a cambio de eso cada vez iba habiendo más cambios y siempre sorpresas gratas. Que si la primera sonrisa, que si el primer "ajó", llevarse el puño a la boca, llevarse los dos puños a la boca, aprender a mamar, aprender a mirar a la cara... 
El último mes además hemos estado de vacaciones en España, en el sur, con la familia. He de decir que después de unos días que la cosa se normaliza las he disfrutado mucho más que cualquier otra vez. Tiempo para ver a todo el mundo, para hacer tus cosas, esta vez no mucho para comprar, para descansar e incluso para cebarte a largo plazo.
Pero ya tocaba volver a nuestra casa y aquí estamos.
De hecho, de lo que quería hablar era de que vuelvo a trabajar. El lunes empiezo desde casa unas horillas a la semana. Cualquiera diría que es una gilipollez, incluída yo, pudiendo no hacer nada, pero desde que me llamaron me picó el gusanillo. No sé cómo me apañaré, porque ahora sin abuelos vuelvo a estar tan ocupada con la casa como antes, pero si el Marommo me echa una mano y Rano sigue portándose bien, seguro que sale adelante. 
Ya sólo me falta que Perry aprenda a limpiar sus pelos y sería perfecto. 
Vista del Albaycín (Granada)

jueves, 3 de septiembre de 2015

Xiaomi Mi 4i: unboxing & review

Después de que el Xiaomi Mi4 decidiera suicidarse tirándose al váter desde el bolsillo trasero del pantalón y no revivir, decidí aceptar mi don para tratar mal los cacharros caros y apostar por el hermano pequeño y dual SIM, el Xiaomi Mi4i.
En principio me echaba para atrás lo de que tuviera "sólo" 2 GB de RAM y no 3GB de RAM como el hermano mayor, pero teniendo en cuenta que en el otro siempre tenía ocupado el 70% del sistema, resulta que éste aprovecha mejor las características y puedes llegar a tener 800MB libres de memoria muy fácilmente, así que no se nota en el rendimiento. Es verdad que no he instalado apenas juegos en ninguno de los dos, pero vaya, para el uso normal del teléfono, en multitarea y sin cerrar las aplicaciones al cambiar, el móvil va muy fluido y no se nota que sea peor en absoluto.
Al final lo compré en la página de Gearbest.com que tienen almacén en Europa (en UK) y te lo mandan por apenas $3 de gastos de envío y ya con los gastos de aduana y todo incluidos. De hecho en los comentarios de Amazon.de te lo recomendaban como tienda para comprarlo y la verdad que ha salido muy bien de precio (212€ con gastos de envío) y en apenas 5 días en casa.
El contenido de la caja es bastante parco e idéntico al anterior. El móvil con un film protector (con letras en chino) y una pegatina para la cámara, el cargador (sólo chino, sin adaptador) con su cable Micro-USB, las instrucciones en chino y la garantía en la India.
Nada más arrancar se ve que es la ROM original y sólo trae como idiomas Chinese (Simplified/Traditional), English (USA / UK / India), Bahasa Indonesia, Bahasa Melayu, Vietnamese, Thai, Filipino, Magyar, Polski, Portuguese,Vietnamese, Turkish,Russian, Korean. Según la página debería traer también idiomas europeos (Spanish, French, German,...) pero no vienen.
Una vez que ofrece la localización está más claro el por qué: Brazil, Hong Kong, Indonesia, India, Malaysia, Philippines, Russia, Singapore, Thailand, Turkey, Taiwan Vietnam, United Arab Emirates.
En mi caso cogí inglés británico y Brasil que fueron las opciones que me parecieron más seguras.
Cuando lo has configurado la aplicación Updater te ofrece actualizar la ROM a la más nueva de MIUI6 que es la V6.6.10.0.LXIMICF y se puede descargar directamente de la página. A mí me hizo falta usar un proxy de Hong Kong para la descarga, desde Europa no me dejaba. Luego es tan simple como copiarla a la memoria interna y usar la aplicación para instalarla. Todas las aplicaciones y datos del teléfono se quedan intactos, no es un reinicio de fábrica. Por si acaso, en la propia página hay una guía de instalación.

No me he molestado en rootearlo para ponerlo en español ni nada, mi experiencia con el Mi4, que sí lo traía como idioma, es que luego siempre hay algún submenú sin traducir y te aparece en chino, y con el idioma en inglés eso aún no me ha pasado, y eso que he toqueteado incluso más.
Los botones están en el lateral, igual que en el Mi4, aunque la cámara se la han llevado a un lado, el conector del cargador al centro del lateral inferior y los auriculares a la parte de arriba. Al otro le tenía puesto una carcasa flexible así que le he hecho agujeros temporalmente hasta que me llegue la propia.
Las dos micro-SIM se meten en la misma pestaña por el lateral. No hay opción de cambiar una de ellas por una micro-SD como en otros teléfonos, así que hay que aguantar con los 16GB de memoria interna, que se quedan en unos 10GB de memoria libre cuando el teléfono está vacío.
El teléfono es finísimo, da la sensación de que mucho más que el otro aunque sea sólo 1mm, pero con el acabado más barato de plástico en vez de metal.
Por ahora los fallos que le he encontrado son que con la primera ROM cada vez que desconectaba la conexión de datos luego lo tenía que poner en avión y quitar para que volviera a coger la red, y con las dos que teniendo los datos en la SIM2 se queda en la opción "preferir redes 2G (ahorro de batería)" y no se pueden seleccionar las opciones LTE ó 3G.
Para mi gusto la decisión entre uno y otro es sólo por la necesidad de tener o no dos tarjetas SIM. Por lo demás en cuanto a rendimiento, calidad y software me parecen indistinguibles. No dejan de ser móviles Chinos pensados para venderse en otros países. A día de hoy el precio es muy parecido entre los dos, así que en caso de no necesitar la segunda SIM es razonable cogerse el mejor, y en caso de necesitarla y querer usar el LTE en Europa (en Alemania por ejemplo el Mi4i tiene dos bandas válidas y no sólo la de la Telekom) pues el Mi4i.
En cualquier caso es un teléfono muy bueno y por un precio casi inmejorable.